Los consumidores quieren comer saludable

El III Reporte Mundial del menú reveló que ahora la gente se preocupa más por lo que come, 44% de las personas encuestadas en el tercer estudio mundial del menú, coincidieron que las opciones saludables de las cartas generalmente no suenan apetecibles.

El 57% de los encuestados creen que la opción saludable tiende a ser más cara. En la actualidad, en el mundo, hay mil millones de adultos con sobrepeso y 300 millones de casos de obesidad. Se estima que esa cifra se elevará a 1500 millones para 2015. Y según los resultados de la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (ENSIN 2010), el 34,6% de la población adulta se encuentra en Sobrepeso y el 16,5% se encuentra en Obesidad, y la población de mayor riesgo es la ubicada en el rango de edad de 50-64 años.

Las personas e industrias que interfieren en la preparación de comida, con pequeñas acciones pueden lograr importantes cambios para ofrecer platos más balanceados y saludables.

El Reporte Mundial del Menú: “Nutrición que Atrae”, muestra que la gente realmente quiere tener la opción de consumir alimentos ligeramente más saludables cuando come fuera, pero sin que esto afecte el sabor o la sensación de que es un plato delicioso.

La más reciente investigación de Unilever Food Solutions muestra que el 66% de los comensales elegirían un plato ligeramente más saludable a la hora de comer si cuenta con las siguientes características:

  • Más vegetales
  • Bajo en grasa
  • Tamaño correcto de porción
  • A la parrilla
  • Bajo en calorías

Los encuestados en general expresaron que desean comer en forma más saludable cuando salen. Dos terceras partes (66%) respondieron que buscarían la opción más saludable del menú, aunque finalmente no la escojan. Cercano a este porcentaje, el(72%) de los comensales coincidieron en que cuando salen a comer, prefieren darse gusto. Lo anterior pone sobre la mesa la lucha entre la intención y la elección – esencialmente, lo que la gente quiere comer la mayoría de las veces prevalece sobre lo que piensa que debe comer.

Estas cifras demuestran que aunque la gente tenga la buena intención de comer en forma más saludable cuando sale, este propósito no siempre se traduce en acción.

Sumado a lo anterior, existen otras razones que evitan que se elijan opciones saludables. Por ejemplo el sabor, casi la mitad (44%) de las personas encuestadas en el tercer estudio global del menú, coincidieron que las opciones saludables de las cartas generalmente no suenan apetecibles. Esto sumado a que para el (57%) la opción saludable tiende a ser más cara.

Otra mitad de los encuestados (45%) piensa que si elige la opción saludable a la hora de comer no quedará satisfecho.

A través del estudio Global realizado por Unilever Food Solutions se revelaron algunas propuestas que puede tomar la industria para ofrecer opciones más saludables, que a la vez sean atractivas y que las personas disfruten plenamente. Como algunos chefs e incluso amas de casa, llevan a cabo día a día, implementando diferentes técnicas culinarias, por ejemplo,  cocinando a presión en lugar de freír, y marinando con hierbas y especias en lugar de utilizar mucha sal.

Sin embargo hay otras acciones que a impulsar. Primero, hacer que los platos que más se  ofrezcan cuando se come fuera de casa, sean ligeramente más saludables; usando menos grasa, ingredientes más frescos y dando porciones más pequeñas. Otra iniciativa de gran impacto, en el caso de los restaurantes  es mejorar las descripciones de los platos en los menús, de manera que sean más atractivos para los comensales y los motiven a elegirlos. Estos simples cambios son los que constituyen una “Nutrición que Atrae”.

Para muchas personas, comer fuera de casa significa celebrar y consentirse dejando en segundo plano la “necesidad” de comer en forma saludable. Esto provoca que a menudo la opción saludable no llegue a la mesa, ya que los comensales no quieren sacrificar su plato favorito a cambio de una alternativa baja en grasa o reducida en sal.

El llamado es para que todas aquellas personas que intervienen en la preparación de alimentos hagan parte de la solución a un problema global. Se trata de hacer pequeños cambios que pueden hacer una gran diferencia. Ya que su función tiene gran impacto sobre la alimentación y salud de los comensales, y poniendo práctica estos conocimientos, marcarán la pauta en ofrecer opciones atractivas y saludables.

Nutrición que atrae

Estos pequeños, pero vitales cambios en los platos y en la descripción, se puede influir en que se coma de manera más saludable. Trasformar platos, incluso los más típicos colombianos, haciendo sutiles cambios a los ingredientes, métodos de cocina y hasta en cómo se describen los platos  a los comensales, es un gran paso para aportar no solo a mejorar la satisfacción de las personas sino a marcar la diferencia en la salud mundial.

Cómo hacer que un menú tradicional sea más saludable

  • – Aumento de la porción de vegetales y/o fruta
  • – Reducción de grasas
  • – Ingredientes frescos
  • – Reducción en el tamaño de la porción
  • – Asar en vez de freír
  • – Reducir calorías

Fuente: Unilever

Tomado de: http://www.revistaialimentos.com.co/news/1104/443/Los-consumidores-quieren-comer-saludable.htm